¿Tu gato araña y daña tus muebles? II


Como lo veíamos anteriormente, los gatos no son animalitos malos que quieran dañar y destruir los muebles de tu casa. Cuando empiezan a arañar las cortinas o los muebles, simplemente lo que están tratando de hacer es afilar sus uñas o para retirar el tejido muerto que se acumula en ellas. Puede ser comparado con el comportamiento de nosotros los humanos cuando limamos nuestras uñas.

Además del rascador, muchas personas optan por un método que a mi parecer es bastante cruel, la remoción de las uñas del gato mediante una intervención quirúrgica. Esta operación se realiza con anestesia general, e implica la remoción de la uña y de una porción del hueso que contiene la placa donde la uña crece. Como mencioné, es un procedimiento muy cruel que es considerado por muchos como innecesario ya que puede provocar daños físicos y emocionales.

Entre los problemas físicos que puede causar este tipo de intervención quirúrgica, se encuentran los siguientes: dolores extraños durante el periodo post operatorio, hemorragias e incluso gangrena, dificultad para realizar sus actividades diarias de higiene, problemas para trepar o agarrarse a árboles o a cualquier otro lugar alto, eliminación de la capacidad para cazar, entre otros.

Es importante que antes de pensar en este método, probemos algunas otras alternativas para evitar que nuestro animalito destruya nuestro hogar. Recuerda que la remoción de las uñas y los castigos corporales, son métodos inhumanos al que ningún ser vivo debe ser sometido. Puedes probar reuniendo algunos juguetes y postes para que tu animalito pueda rasguñar, y se acostumbre así a utilizar estos elementos en lugar de acudir a tus cortinas.


Escribe un comentario