¿Qué hacer cuando araña demasiado?

 

gato, arañar

 

Cuando tienes un gato pequeño es normal que, jugando, tienda a arañarte; es algo que no puede impedir porque, para él, eres como su hermano o hermana, más grande y diferente, pero el compañero de sus juegos al fin y al cabo.

Por eso muchas veces nos enfadamos cuando el juego va a mal y acabamos con algún arañazo por parte del gato y lo dejamos sin jugar más, nos enfadamos y nos vamos.

Eso no es un comportamiento adecuado porque entenderá que no puede hacer algo pero no sabrá el qué ni tampoco entenderá que nos enfademos por algo que él ha hecho sin querer.

En estos casos lo mejor es, cuando ocurra el incidente, avisarle de que nos ha hecho daño, no hay que pegarle ni gritarle, simplemente parar el juego y levantarte e irte a curar. Una vez que te hayas curado has de volver donde estabas con el gato para jugar de nuevo con él.

Normalmente el gato se dará cuenta de que hay algo extraño en tu mano, si es que te ha arañado en ellas, y sentirá curiosidad por saber lo que es por lo que debes dejarlo acercarse. Así sabrá que te ha hecho daño y, quizás no a la primera, pero a la segunda o tercera, o cuarta aprenderá que hay cosas que no puede hacer con nosotros porque nos lastima y hace daño.

También podemos hablar con él. Vale, no entienden y no nos pueden responder, pero eso no quiere decir que no nos comprendan. 


Escribe un comentario