¿Qué es la Gripe Felina?


Al igual que nosotros, los seres humanos, los animales domésticos también pueden adquirir ciertas enfermedades como la gripe. Especialmente los gatos pueden llegar a sufrir de esta infección respiratoria que se caracteriza por tener los mismos síntomas que la gripe que experimentamos los humanos.

La gripe felina, afecta, especialmente las vías respiratorias superiores, como la nariz, la boca, los ojos y la tráquea. Sin embargo también puede afectar negativamente la zona pulmonar y bronquial.

Pero, ¿cuáles son las causas de esta gripe? La gripe felina, es producida por diferentes virus. Es una enfermedad altamente contagiosa, que aunque no es mortal, debe tratarse con cuidado y con mucha atención. Generalmente se trasmite a través del estornudo o secreciones corporales como líquidos de la nariz, de la saliva y de los ojos.  Esta enfermedad es causada, en la mayoría de los casos por dos tipos de virus: el herpes felino y el calicivirus felino.

Es importante tener en cuenta que todos los gatos son propensos a desarrollar esta gripe, sin importar si han sido vacunados o no. De igual forma, los gatos más viejos y aquellos que sufren de enfermedades como leucemia o síndromes de inmunodeficiencia, serán más susceptibles a contraerla.

Si su gato sufre o a sufrido esta enfermedad, será portador del virus toda su vida, por lo que es importante que sea vacunado periódicamente contra la gripe felina.

Para saber si su mascota sufre de esta enfermedad, preste atención a los siguientes síntomas:

  • Estornudos y altas temperaturas.
  • Inapetencia y debilidad
  • Dificultades para respirar
  • Pérdida de peso
  • Resequedad en la boca

Si su gatito empieza a presentar cualquiera de estos síntomas, o si usted piensa que puede estar sufriendo esta enfermedad, es importante dirigirse cuanto antes donde su médico de confianza para que lo trate correctamente.


Escribe un comentario