¿Qué diferencia a los gatos de una misma raza?

 

 

Es posible que alguna vez te hayas hecho esta pregunta porque suele ser normal hacérsela, sobre todo de pequeños, ya que no entendemos cómo puede haber gatos de una misma raza y todos parecidos entre sí, sólo distinguibles quizás por el collar o por algún rasgo distintito (aparte del nombre, claro).

Lo que sí está claro es que, a simple vista, sí que podrías estar antes gatos iguales, como copias, cuando tienes delante varios gatos de una misma raza. A veces incluso te sería difícil adivinar cuál es el tuyo ante varios gatos iguales.

Pero hay un elemento que es diferente y nunca es igual entre los gatos: su nariz. El cojín de la nariz es diferente en cada gato y, al igual que nuestras huellas dactilares son únicas y no hay dos personas que tengan las mismas, con los cojines de la narices de los gatos ocurre exactamente lo mismo.

Ahora sólo hay un problema, llegar a distinguir los cojines de cada gato y conseguir encontrar el tuyo (sobre todo si nunca antes te habías fijado en ello).


Escribe un comentario