¿Qué Debemos Controlar Cuando Nuestro Gato Se Hace Viejo?


Normalmente, los gatos alcanzan la vejez mas o menos a los 8 años de edad, aunque en ocasiones, no se vuelven adultos mayores hasta cumplir los diez años. Sin embargo, sin importar la edad a la que la alcancen, es muy importante que, a medida que nuestra mascota se va haciendo vieja, empecemos a controlar y a prestarle mayor atención a su salud. Si bien, debemos vigilarla durante toda su vida, es vital que en el momento que llegan a cierta edad, aumentemos el control, sobretodo incrementando las visitas al veterinario.

De igual manera, es importante que controlemos el peso de nuestro animal, no tratando de hacer que pierda peso, pero si manteniéndolo equilibrado, ya que si llegase a subir mucho de peso, podría desencadenar en enfermedades que se desarrollan rápidamente con la edad y con el metabolismo lento que caracteriza la vejez.  También, es importante que controlemos la aparición de parásitos para evitar ciertas infecciones que traen peores consecuencias a los gatos mayores que a los gatos jóvenes.

Es muy importante, que empieces a realizar exámenes rutinarios de ojos, del corazón, de sangre y de orina, para estar al tanto de la situación de todos los órganos del cuerpo de nuestro animal. Ya que en caso de haber algún tipo de enfermedad, podría ser detectada y tratada a tiempo. De igual forma, debes acondicionar las uñas y los oídos de tu mascota por lo menos una vez cada dos meses, vigilar su apetito, su piel, posibles tumores u olores anormales que desprenda su cuerpo, ya que podrían ser síntomas que algo no anda bien con la salud del animalito.

Con respecto a su dieta, es importante tener en cuenta, que se le debe alimentar con raciones pequeñas de comida especial para gatos adultos y viejos, ya que los nutrientes, vitaminas y minerales que estos animalitos mayores necesitan son diferentes a las que puede necesitar un gato joven.


Escribe un comentario