1

¿Cómo hacer un collar isabelino casero?

Publicado por el .

Collar isabelino para gatos

Si hay algo que detestan los gatos que les pongamos es sin duda el collar isabelino. Les resulta muy incómodo tener que llevar un trozo de plástico que le rodea la cabeza, sin contar con que con él tienen muchos problemas para asearse por esa zona. Sin embargo, a veces no nos queda más remedio que ponérselo, pues de lo contrario su salud podría empeorar.

El veterinario nos puede dar (vender) uno ya hecho, pero ¿qué mejor que hacerlo nosotros en casa? Toma nota para saber cómo hacer un collar isabelino casero.

 ¿Cuándo tienen que llevar el collar isabelino?

Gato tumbado sin collar isabelino

Aún recuerdo como si fuera ayer cuando llevé a mis gatos a castrar. Estaba muy nerviosa, a pesar de que no era la primera vez que llevaba animales a que les extirpasen sus órganos sexuales. Pero cada intervención es distinta, ya que el peludo también lo es. Todo fue bien, y de hecho no transcurrió mucho tiempo hasta que el efecto de la anestesia se les pasara, pero no tardaron en querer lamerse la zona, por lo que tuvimos que ponerles el collar isabelino que compré en la clínica.

He de decir que soy bastante reacia a ponérselo, pues es un plástico que les causa molestias. Pero era necesario. A una de mis gatas, en el 2006 la llevamos a operar y por no ponérselo, se le infectó la herida y estuvo una semana en cama. No quería volver a pasar por lo mismo, así que tuve que tratar de que no se lo quitasen.

Además de por haber sido castrados o esterilizados, también tendrán que llevarlo si:

  • Han sufrido una fractura.
  • Tienen una infección, ya sea en los oídos o en cualquier otra parte del cuerpo.
  • Se autolesionan (por ejemplo, si tienen sarna y al rascarse tanto se han producido heridas).
  • Y también en el caso de que tengan que llevar durante un tiempo una venda.

Alternativas a los collares isabelinos

Alternativa a collar isabelino

En el mercado encontrarás varios tipos de collares que ayudarán al gato a estar mucho más cómodo que si llevase el isabelino, como el collar inflable que protege las heridas del animal o Comfy, que le permitirá tumbarse más cómodamente.

Pero si lo que quieres es ahorrar un poco de dinero o poder personalizar el collar que tendrá que llevar tu gato, te proponemos hacer tu propio isabelino casero.

Cómo hacer un collar isabelino casero

Materiales que se necesitan

Gato con collar isabelino

Antes de empezar, es importante que preparemos todo aquello que se va a necesitar para ahorrar tiempo. Para hacer este collar, será necesario un envase de agua de 2 litros (dependiendo del tamaño del gato), unas tijeras de coser de punta fina, grapadora y el collar de tu peludo.

Paso a paso

  1. Lo primero que debes hacer es cortar la parte de arriba del envase, que es la más estrecha, y también la parte de abajo del mismo; de esta manera, sólo nos quedará la parte del medio. Recuerda que el tamaño del envase que utilicemos dependerá del tamaño de nuestro gatito, por lo que si vez que un envase de 2 litros es muy grande o quizá muy pequeño deberíamos buscar uno que se adecue mas a su tamaño.
  2. Ahora, tenemos que hacer un corte longitudinal, y obtendremos así una especie de plancha de plástico.
  3. A continuación, le daremos forma de cono, de manera que la parte que va al cuello tiene que ser lo suficientemente ancha para que no le esté estrecho, y tiene que tener al menos 4 ranuras por donde se pasará el collar del gato. La otra parte debe ser más ancha, para que el animal pueda estar lo más cómodo posible; no olvides engancharla con grapas.

Finalmente, puedes forrarlo con tela o esparadrapo para evitar que sienta molestias. O incluso forrarlo primero con algodón y luego con tela. Pero, eso sí, si lo haces, necesitarás que el collar sea algo más ancho por lo que, si tu amigo es de tamaño grande, quizás una botella de 2l sea demasiado pequeña.

Y si ya tienes un collar isabelino… 

Si te han dado un collar isabelino también puedes personalizarlo. Sólo tienes que forrarlo con el material que prefieras y ponérselo a tu gato. Seguro que no le disgusta, o al menos, no tanto como si fuese un isabelino normal y corriente 😉 .

Cómo conseguir que lo lleve lo mejor posible

¿Cómo hacer un collar isabelino casero?

Lograr que un gato acepte llevar un collar de este tipo puede ser realmente complicado. Pero como a veces no nos queda otra que ponérselo, a él no le quedará más remedio que aceptarlo. Sin embargo, podemos ayudarle a que esté mejor si le damos premios (golosinas para gatos, caricias) siempre que veamos que no trata de sacárselo. Así, poco a poco irá entendiendo que si se porta bien, obtiene algo que le gusta.

También podemos ayudarlo adquiriendo aceite esencial de naranja en spray (o en velas) para que se mantenga relajado.

El collar isabelino no gusta a nadie: ni a animales domésticos ni a humanos. Pero espero que estos consejos te hayan sido útiles para que podáis pasar estos días lo mejor posible.


Un comentario

  1.   Arturo dijo

    No explicas bien, no se te entiende nada

Escribe un comentario